Isomorfismos : Mattew Barney y la memoria de Beuys.

barney

Delfim Sardo ///

Cuando, en 2003, visité la exposición de Matthew Barney en el Whitney Museum, fui asaltado por la sensación de que no estaba viendo solamente una exposición, sino que la propuesta era mucho más ambiciosa de lo habitual en términos expositivos museológicos, ya fuera por su gigantismo, o por el carácter sistemático/simbólico. Además de intensa y relevante, la exposición de Matthew Barney poseía un fantasma. La sensación se condensaría más tarde, en el año siguiente, cuando, durante la Bienal de São Paulo vi el proyecto que Barney había realizado para el Carnaval de Bahía, presentado en la Pinacoteca. De hecho, lo más inquietante de la sensación residía en un primer sentimiento difuso de que aquel trabajo no era (sólo) lo que era visible, ni lo que de él fácilmente se podría interpretar en relación a sus referencias al sincretismo de las creencias y rituales afro-brasileños, pero que se refería a otra cosa, más antigua y simultáneamente interna al propio universo de las artes. En ese día, en la figura que, debajo de un camión usado como coche alegórico, acaricia un pequeño simio muerto, no conseguí dejar de encontrar una clara (casi evidentemente clara) alusión a una performance de Joseph Beuys, presentada en Dusseldorf en 1965, titulada Cómo explicar pinturas a una liebre muerta.

Tomado de:

http://www.dardomagazine.com/castellano/dardo1/dardo1_delfimsardo.html

Anuncios